jueves, 15 de septiembre de 2016

Mountain Bike en el Valle de Camprodón

De regreso de Argentina y todavía algo afectados por el 'jetlag' nos fuimos el fin de semana a conocer un valle que a mi me trae grandes recuerdos pues fue donde aprendí a esquiar. Lorelei todavía no lo conocía así que hacia allí que fuimos.

Camprodon downtown

Previa búsqueda de tracks y en previsión de un fin de semana extremadamente caluroso decidimos subir bien alto, lo más alto posible, y comenzar prontito, con el fresco. Después del chocante regreso del invierno al más duro verano de nuevo agradecíamos un poco de fresquito.

Subiendo la carretera de Vallter
Dormimos en Setcases a unos 11 graditos que sentaron de maravilla. Desde allí íbamos a iniciar nuestra ruta circular que nos iba a llevar por carretera hasta Vallter 2000, luego porteando la bici hasta la francesa Porteille de Morens y por allí llaneando a practicamente 2400 msnm en territorio francés y por detrás del Puig de la Coma Ermada, el Puig de la Llosa, el Roc Colom...hasta llegar a las fuentes del Coll de Pal, debajo del Costabona, y desde allí iniciar el descenso hasta el Refugio de Jaume Ferrer (en bastante mal estado) y luego por la pista que atraviesa Pla de Liens encontrar el GR11 y seguirlo hasta Setcases. Un Rutón de los que no se olvidan.


#jotambehearribatavallter2000

Y así fue. De buena mañana comenzamos todavía con el fresco de la mañana en el que iba a ser el fin de semana más caluroso del año. Remontamos la carretera y poco a poco el sol se iba notando más intenso pero a medida que ganábamos altura también se notaba más fresquito. Llegamos a Vallter entre carreteros que llegaban hasta su cima y nosotros seguimos arriba hasta la Porteille de Morens porteando la bici esquivando trekkings, runnings, caballings y demás especies de las montañas. Una vez arriba ya pedaleamos...y lo hacemos por un entorno precioso a más de 2300 metros donde únicamente nos cruzamos con algunos caminantes que no se acababan de creer que viesen dos locos en btt por aquí.

Caballo y...

...Caballito

'Singletrack' de libro

Dejando atrás el Valle del Ter

Cuando el guante vuela bajo...
Cuando llegamos a las fuentes del Coll de Pal ya iniciamos el descenso hacia Pla de Liens y el GR11 que se mostró como un bajadón hasta Setcases donde acabamos la ruta bajo un calor infernal. Escogimos bien el día.

Chapucilla improvisada

Coll de Pal

Señalando América

Barrita break

Vaya vistas hacia el Pla de Liens

Lorelei bajando

Llegando a Setcases

Refrescándonos

Esa noche dormimos en el pueblo de Molló, bajo la Catedral de Santa Cecilia. El día siguiente íbamos a seguir una ruta del centre btt Ripollès que nos iba a llevar por el camino de la Retirada hasta el Coll d'Ares y luego de regreso por Espinavell hasta Molló de nuevo.

Ermita de Santa Cecilia en Molló


Siguiendo el camí de la retirada

Camí de la Retirada

Camí de la retirada. Por aquí se exhiliaron los republicanos cuando acabó la guerra civil.

Antigua frontera de Coll d'Ares

Domaine Forestale de la Vignole

Otro caballo...

...y una burra

Panorámica

Vistas espectaculares

Comenzamos a bajar

Llegando a Espinavell

De regreso en Molló. Visita a Santa Cecilia.

Una buena ruta, más calurosa que el día anterior pero que nos dejó ver el gran potencial de cosas por hacer en esta zona.

Con ganas de más!!

jueves, 8 de septiembre de 2016

This is La Patagonia...'powwwwder surprises' en La Hoya...Parte 7 y última

Nuevamente estamos en Esquel ya acabando nuestros días en Argentina. La verdad que está pasando rápido, demasiado rápido,....es lo que tiene estar a gusto.

Los últimos días fueron de forfait+rando, rando y forfait + rando en La Hoya. La montaña comenzaba a cargarse bien con las últimas nevadas y ventadas. La ventada que nos acompañó todo el viaje desde El Bolsón se había dejado notar en La Hoya y había formado la famosa cornisa de la avalancha además de dejar la estación bien apetitosa.

Zona de la avalancha


Hubo un poco de todo. Un día de estación donde después de recorrer los rincones se nos unió Jordi y a última hora nos fuimos hasta el Cañadón de las Agujas donde una sorpresa en forma de 25 cms de powder nos sorprendió tanto como nos sorprendió que nadie hubiese bajado por ahí todavía. Brutal.

Lorelei dropeando el Cañadón de las Agujas

Lo que todos venimos a buscar...

Saliendo del tubo final de las agujas

Apretando los cambios

Entre nubes de nieve

Saltitos de verano

Uhmmmm

Contento

Más contento :)

Lorelei por la zona del TBar

Chocolate caliente para esquivar un día frío
Hubo otro día donde comenzamos con forfait y acabamos con las pieles para poder llegar de nuevo hasta el Cañadón debido al Vendaval (y digo VENDAVAL) que azotaba la estación. Las sillas recicladas de alguna estación europea o americana iban inclinadas a unos niveles un poco extremos hasta que desistimos de seguir tomando remontes y seguimos de la manera más segura...andando. Costó llegar debido a la poca visibilidad de la nieve volando (o como decimos por aquí, el 'torb') y las acumulaciones de nieve que te encontrabas y había que ir rompiendo. Pero bueno, poco a poco llegamos y como había ocurrido otras veces el viento había dejado el Cañadón listo para ser reventado únicamente por nosotros. Fue el mejor regalo de despedida que nos podía hacer esta pequeña y acogedora estación que a partir de ahora siempre recordaré de manera especial.

Vendaval

Último sector de las agujas

Jordi bajando por el último tubo de las agujas
Ese día finalizó en el refugio del Slalom Club tomando una buena Esquel delante del fuego  antes de ser recogidos por Jordi y bajar a La Chacra a despedirnos de toda la familia entre pizzas, empanadas y buenas conversaciones. Echaré de menos estos ratos.

Rubia o morena...?


Mejor castaña...y Esquel (L)


Concierto en el Slalom Club de La Hoya

El día siguiente comenzó bien temprano. Nos esperaba un autobús hasta Bariloche, un avión hasta Ezeiza y finalmente otro hasta Barcelona. Un viaje largo aunque con la felicidad de los buenos momentos compartidos se pasa mucho mejor. Gracias a todos los que habéis formado parte de este viaje!!!

FIN

Cheers!

miércoles, 31 de agosto de 2016

This is La Patagonia…Cerro Perito Moreno, un día para recordar…Parte 6


Cerro Perito Moreno hoy fuiste nuestro :)
Nos despertamos bien descansados en nuestra cabaña de Cabañas Portal Norte. Una pareja de pavos reales nos da los buenos días y nos pone en pie para, con un desayuno de campeones, poner rumbo hacia la miniestación de Cerro Perito Moreno con un mate en la pick-up que muy amablemente nos había dejado Guille y Adriana. Más gaucho imposible.

Aguante con la ranchera!

Cabañas Portal Norte en El Bolsón
Cabañas Portal Norte con el Cerro Piltriquitrón de fondo
Buenos días!

Café mañanero con buenas vistas

El interior de nuestra cabaña

Cuando llegamos a la base el panorama no había cambiado mucho desde la última vez que estuvimos. Cero nieve en la base, quizás algo menos que la última vez, aunque el telesilla funcionaba y un grupo de escolares estaba preparándose para subir a él antes que nosotros....

...Antes que nosotros? de eso nada! Nos preparamos a toda prisa y mientras los escolares acababan de alquilar sus atuendos de esquí (ropa incluida) subimos la silla que poco a poco nos ofrecería un mejor aspecto de la estación.

Llegados a la intermedia respiramos aliviados. El panorama está bastante mejor e incluso se puede hacer algo por el bosque. Mola! …Subimos el Tbar hasta el top con unas vistas asombrosas y hacemos una bajada hasta la intermedia para calentar las piernas.

Volvemos a subir y nos ponemos las pieles. Hoy toca jugar hasta el final del Plateau ya que tenemos tiempo así que con la calma atravesamos esos 3 kms con la vista del espectacular Perito Moreno a nuestra derecha que, como un imán, nos estaba atrayendo hacia él.

Remontando hacia el final del Plateau

Mi cuello se queja de tanto mirar a la derecha ya que no paro de mirar posibles líneas de subida hasta que encuentro una. Se lo comento a Lore, que cuesta poco convencerla, y nos vamos por ahí. La aventura de avanzar por un terreno desconocido incluso para los lugareños nos puede más que cualquier otra cosa y comenzamos a remontar por los pasos más seguros de la montaña.

Adentrándonos en el Cerro

Avanzando hacia la luz
Extasiado

Esto pinta bien

Vaya pinta

En algún momento hay que saltar al glaciar. Entramos por un lateral que parece más lógico entrar y seguimos remontando, poco a poco, hasta que llegamos a su parte con mayor desnivel y nos hemos de descalzar y poner los esquís en la mochila. No hace falta crampones.

Último tramo hasta llegar al glaciar

Glaciar a la vista

Se puede ver la laguna glaciar en el fondo.

A mitad de travesía del glaciar

Encarando la parte más empinada

Últimos metros a pie

Unos cuantos metros más y llegamos a la cima. Las vistas por el 'backside' son espectaculares con el volcán Osorno, el Cerro Tronador y otros muchos que no alcanzo a conocer. Auténticos Andes que tenemos el privilegio de admirar desde este balcón de lujo...y sin ir tan lejos, el patio cercano es como para quedarse unos cuantos días por allí.

Vistas desde arriba...Osorno....Tronador...
Patio brutal

Luego comenzamos la bajada por unas condiciones buenísimas en un lugar desconocido. No había polvo en exceso ni tampoco en defecto. El justo para disfrutar de una buena bajada por glaciar y luego un poco más de desnivel por su morrena hasta llegar al plateau. Una vez abajo nos giramos a apreciar las firmas que habíamos dejado y nos quedamos con la risa tonta de la satisfacción.….uno de los mejores recuerdos que nos podíamos llevar de El Bolsón e incluso uno de los mejores que nos llevamos de Argentina este verano.

Lorelei comenzando la bajada

Primeros giros

Día para recordar

Keepin' it real

Bajamos hasta las Cabañas Portal Norte para celebrar con un zumo de cebada y reunirnos con los demás. El día siguiente vamos a regresar a Esquel no sin antes hacer un poco el turista por El Bolsón. Una bonita mañana descubriendo el famoso mercadillo hippie donde colaboramos con la economía local hasta que a mediodía tomamos de nuevo la ruta hasta Esquel bajo un vendaval de miedo.....Sigue