lunes, 25 de enero de 2010

Secret spot


El día se levantó lento y pesado. La excursión del día anterior unido a las pocas esperanzas de encontrar buena nieve nos hizo trazar a Pablo y a mi un plan bastante conservador: "vamos a pistas, hacemos técnica y una subidita en rando y a casa"....bien

Llegamos al 'spot' y después de prepararnos subimos las sillas y hacemos un par de bajadas por unos baches que se habían hecho por las zonas más accesibles de la estación. Para sorpresa nuestra, la nieve se conserva bastante bien. Decidimos ir a ver que tal por el bosque...

Comenzamos a bajar. Llegamos al punto donde todas las trazas de los esquiadores se van hacia la izquierda y se despeja un pastel blanco que llega hasta el fondo del valle lleno de cornisas, pillows, ramas.....increible! Nos comenzamos a poner nerviosos por lo que teníamos delante. Era increible. Tan solo teníamos la duda del estado de esa nieve y su estabilidad....

...pronto lo averiguamos. Pablo se tira primero y a cada giro la nieve comienza a levantar una estela que me abre los ojos como platos...no podía ser ese regalo para nosotros!!

Unos segundos y unos alaridos de engorile más tarde, llega abajo y el simple gesto de levantar los brazos me apresura a apretarme las botas y lanzarme. Inhumano. Esa sensación del polvo levantándose y espolvoreando partículas en la cara es indescriptible, y eso que la capa no llegaría a más de media bota, pero ya era suficiente para dejarse llevar. Sigo bajando jugando con una cornisa que sigue todo el tubo como si de una ola se tratase. La de cosas que se pueden hacer en esta bajada dando rienda suelta a la imaginación....es increible.

Llego abajo con una sonrisa de palmo, 'high five' y vamos dirección a la estación por un camino repleto de nieve hasta que perdemos velocidad y calzamos las pieles. Diez minutos de pateo y de nuevo en la estación. Nos encontramos con Alex Gosteli que nos instruye en unas cuantas rutas de montaña para hacer pronto. ¡Ya tenemos nuevos planes!

Volvemos arriba. Vamos a por otra pala que está por petar, igual que la de antes. Todavía mejor!! Entrada saltando por una cornisa que la utilizo de 'lip' para recepcionar en polvo. Que gustazo! Sigo abajo por mini-pillows y mientras bajo haciendo mis paranoias, veo tantas otras paranoias con las que regalarse que llego abajo en un mar de ideas. Brutal.

Pablo baja y nos juntamos de nuevo en la traza del camino. Seguimos hasta donde no avanzamos más y otra vez pieles. Diez minutos y vuelta a la estación. Una vez en la pista nos cruzamos con Nani Roma y familia, un saludo y hoy me entero que le operaban de la mano hoy mismo. ¡Suerte con la recuperación!

Otra vez arriba. Esto no se puede parar!! Vamos a por una tercera pala que nos vuelve a poner los pelos de punta. Esto es increible!. Esta era más ancha pero llena de ramas que asomaban y te marcaban los giros. Seguimos hasta donde ya no se avanza más y nuevamente pieles y diez minutos hasta arriba.

Todavía nos dejamos muchas líneas por hacer. ¡El 'spot' se merece un par de días dedicados a él! La próxima nortada se la dedicaremos...

3 comentarios:

Berni dijo...

Bona feina Raul. M'imagino on es aixo.....te molt bona pinta, Si señor.

Dave dijo...

Crec que aquest secret spot té tots els números de ser visitat si el vent fa de les seves aquest finde. Salut!

David 'sml' Domingo dijo...

Això no serà For...eres, no? ;)