viernes, 10 de diciembre de 2010

Una de cal, otra de agua...

Estos días de Purísima anduvimos variando de las temperaturas polares más extremas, al veranito de San Martín más cachondo de los últimos tiempos. Fue una pena ver como lo que había caído en las últimas semanas se encogía bajo la lluvia...


En fin, por lo menos pudimos esquiar. Muy a gusto el sábado, reventando un Arcalís que había comenzado a vestirse de gala. 30 cms de powder seco, a -10ºC, con sol, y con muy poca gente. Nos dejó muy buen sabor de boca.








De bajada vimos que la masa esquiadora había utilizado el sábado para desplazarse, lo que se tradujo en una cola como pocas veces he visto, desde Sant Julià hasta la Seu.




El día siguiente en Ax-les-Thermes, donde además de hacer unas bajadas bien a gusto, y recorrer una de las joyas del Pirineo, asistimos a un desfile de moda RETRO.






Y después entro el apocalipsis. Lluvia y altas temperaturas. Los -10 del sábado se transformaron en +10, y la nieve comenzó a menguar. Me fui a Boi los dos últimos días, y ni allí hacía frío, así que estuve haciendo técnica con la mejor td1 de Boi Taull bajo la lluvia. El segundo día me encontré al Vixa con el que hicimos más bajaditas.



Todavía se le sacó provecho a estos días pasados por agua...ahora a esperar que nieve!!

2 comentarios:

:) dijo...

Me guusta...ara només falta que nevi!

RuL! dijo...

Sembla que el 22 portarà paquet! Serà un dia ben màgic :)