miércoles, 10 de julio de 2019

Enduro Naut Aran '19 - The Bike Village Enduro

Hace unos años que nació el fenómeno 'enduro' el cual me ha costado entender ya que lo he visto como el Mountain Bike de toda la vida, o al menos como siempre lo he entendido yo. Subir sin morir, bajar disfrutando. Después de haber probado el XC, el Marathon, el DH y la carretera, solo me quedaba probar esto del Enduro.... y yo que soy hombre de experimentar, pues me lié la manta a la cabeza!

Llegar tarde, levantarse pronto y seguido hacer una 'torrija' de 38 kms y 1600 de desnivel no es lo mejor para el cuerpo, pero la vida del 'weekend warrior' es así...que le vamos a hacer?

Por la mañana nos reunimos con Pablo, Johnny y JC e hicimos juntos los entrenos con mucho calor. La subida al TC1 hasta Banhs de Tredós tranquila por carretera. De allí entrenamos el TC1, un pinball de piedras que a mi no me gustaba nada...quizás porqué no se me dan bien este tipo de tramos.

Luego subida larga hasta Pruedo donde después de hacer el sendero de la cámara de aguas llegar al TC2. Aquí comenzaba lo bueno. TC2 y TC3 de puro flow.

Desde el TC3 queda la última subida: Monromies en todo su esplendor hasta llegar al inicio del TC4. Puro flow de nuevo hasta acabar en Arties.

En lo más alto del día con los TBV People

Pablo, Johnny y JC llegando al TC1

Con Lore descansando después de la subida de Monromies


Acabamos tarde, ducha, cena y a dormir. Dormir plácidamente hasta que se pone a llover fuerte y me digo más de una vez en la cama: como llueva por la mañana me quedo desayunando. La salida era a las 7.15.

Consecuencias de estar todo el día al sol...con una camiseta rota y sin ponerse crema en ese punto


Por la mañana tregua. Desayuno, me voy a la salida y al minuto de salir comienza a llover pero bien, aguantable, ningún drama además que veo que no soy el único loco que sale con la lluvia así que siguiendo el rebaño me pongo a pedalear bajo el agua.

Acabando de ajustar la bici de buena mañana

Dominguero hacia el TC1


Casi todo el enduro lo hago con Marc Cardona, compañero de nieve que resulta que también está motivado con la bici de enduro. Subimos al TC1 y en mojado es como comerse un limón con piel: ácido y de apretar dientes. Pinball de piedras donde voy haciendo con miles de errores. Llego abajo, contento que estoy de una pieza, y me reúno con Marc para hacer la subida a Pruedo tranquilamente.

La parte con menos piedras del TC1

Otra foto en el mismo lugar


XinoXano subimos disfrutando las vistas hasta llegar al sendero de la cámara de aguas y el inicio del TC2: Pruedo. Aquí hay flow, está roto pero con buenos apoyos, y hay un tramo de pedaleo que me lo tomo con la calma. Disfrutando llego al final que además es donde comienza el TC3: Eth Taro. Hasta allí ha venido Lore a animar :)

Inicio del TC1...detrás el primer pinball del tramo

Con Marc antes del TC3

El TC3 muy divertido y con flow. Aunque tuve varios fallos que no había tenido en entrenos lo disfruté mucho.

Acabando el TC2


Ya solo quedaba la subida de 6 kms hasta el inicio de Sanglier....

En el inicio de la subida, un chico con el que habíamos ido mas o menos juntos rompió la cadena y estuvimos 10 minutos intentando ayudar....sin éxito. Esto hizo que tuviese que apretar para llegar a mi hora de salida y se sufrió lo suyo. Lore se unió a mi a media subida y me dio ánimos que supieron a agua en el desierto así que cuando llegué arriba, con 3 minutos de márgen, solo me dio tiempo de cambiarme y salir.

TC4: Sanglier 2.0. Flow puro para acabar en Arties contento de haber acabado mi primera experiencia en un Enduro. Ya solo quedaba tomar el merecido zumo de cebada y comentar la jugada.

Flow en el TC4

Repetiré la experiencia? Quizás.... Lo que seguro que seguiré es disfrutando de dar pedales.

LongLifeMTB!

lunes, 29 de abril de 2019

Semana Santa en los Sunnmøre Alps, Noruega

*La planificación de las actividades se hizo consultando información en el blog de Esports El Cim y en el libro 'Ski Touring in the Sunnmore Alps' de FriFlyt. Mis agradecimientos.

Después de tiempo queriendo visitar Noruega con esquís este año se presentó la oportunidad: Semana Santa sin compromisos laborales y unos buenos amigos de Lore nos iban a poner las cosas fáciles para poder escaparnos a los Alpes de Sunnmøre, una zona que escapa de los famosos Lofoten y Lyngen y que alberga montañas y fiordos espectaculares. Lore, que durante su curso de Erasmus en Volda ya había conocido estas montañas, me había puesto sobre aviso pero superó mis expectativas de largo.

Simetría


Viajamos con Norwegian hasta Oslo a un precio muy razonable (€ 270 por pasajero incluyendo sobrecargo por esquís) y en Gardemoen alquilamos el coche que nos salió a € 340 los diez días, un Suzuki S-Cross 4x4 que funcionó de maravilla.

Home of the Teslas. Cada día se veían decenas de ellos por las carreteras.


A continuación explicaré el día a día obviando muchos detalles. Hay demasiadas vivencias para explicarlas todas así que me centraré en la actividad:

1er día - Barcelona - Oslo - Ørsta

El viaje desde Oslo hasta Ørsta, nuestro campo base, fueron 7 horas que pasan relativamente rápido por la espectacularidad de los paisajes.

Primeras fotos de turista. Poco imaginaba lo que estaba por llegar.

Far West

Comienza el espectáculo

En Opstryn haciendo el turista


En Ørsta nos alojamos en casa de unos amigos, Sigbjørn y Kathrine, encantadores y super hospitalarios, con vistas al Orstafjorden y que nos mimaron de una manera surrealista. Quedé encantado de la hospitalidad y 'savoir faire' de los Noruegos.

Vistas del café matutino. Un par de días vimos calderones, una especie de ballena.

Vistas desde la habitación


2º día - Saudehornet 1303 msnm  y Vallahornet  830 msnm - 9,97 kms y 1267 metros desnivel

Nos despertamos descansados a las 7.30 a.m. en un día radiante y vemos que todavía es pronto. Desayunamos con calma, tranquilidad y silencio con vistas al fiordo. Nos han recomendado comenzar a caminar bastante más tarde para hacer la bajada desde cima sobre las 14 horas. De otro modo estará demasiado duro. Se nos hace extraño y agradable a la vez comenzar el día con tanta calma. Parecen vacaciones de verdad!

El Saudehornet y el Vallahornet son dos de las montañas que están encima de Ørsta. A diez minutos de casa aparcamos el coche y comenzamos a caminar sobre las 11 horas primero porteando material y luego con pieles.

Porteo directo a por la nieve


Remontando metros

Ya con las pieles. La punta más alta a la derecha el Saudehornet


Saudehornet. No lo parece pero la pala son 600 de desnivel con 37 grados mantenidos.

Remontando el río por la izquierda


Lo primero que noto es la facilidad para progresar sin duda por estar haciendo actividad al nivel del mar. Se respira con mucha facilidad, se progresa a menores pulsaciones y se nota como la musculatura se oxigena con cada paso y que el cuerpo pide más.


Comienzan a haber vistas

Vallhornet al fondo

Vallahornet y valle de Orsta

Non stop taking pictures

Lo siguiente que noto es que los Noruegos van al grano. Unas trazas abiertas que apuntan al cielo son la opción buena para ganar desnivel. Por suerte el grano de nieve es diferente y el grip que ofrece es superior al que estamos acostumbrados. Supongo que es debido a estar al lado del mar.

Perdices blancas

Al fondo el Nivane


Buen grip por el tipo de granulado

Progresamos por nieve primavera en una pendiente mantenida de más de 35 grados hasta los últimos metros donde el cambio a nieve dura es latente y tenemos la necesidad de montar crampones y sacar el piolet hasta la cima. Cuando llegamos arriba...sorpresa! una arista con poco espacio para los dos y con una cornisa que tampoco deja acercarse demasiado. Eso si, primeras vistas Noruegas de las que venimos buscando con 360 grados hacia fiordos y montañas. Espectaculares.

Después del último esfuerzo con crampones, cima!


Vistas al fiordo de Orsta

Selfie


Primeras vistas increíbles


SelfieSummit


Lo siguiente fue un gustazo: 600 metros de desnivel de bajada continua con 37 grados de inclinación por nieve en su punto de primavera donde abrir gas era un placer. Brutal.

Bajando con la nieve 'on point'

Abriendo gas


Cambio de rasante

Spray?


Casi con la inercia llegamos a los pies del Vallahornet. Subimos los últimos metros y allí tenemos unas buenas vistas sobre Ørsta. Otra buena bajada por nieve primavera y llegamos hasta el punto donde porteamos de nuevo de bajada hasta el coche y del coche hasta casa. A las 15.30 ya estamos de nuevo en casa con dos cervezas en la nevera gentileza de Sigbjørn que nos saben a gloria. La semana comenzó genial.

El buen apres-ski!

Fiordos y montañas

Anochecer


Remojada de pies en el fiordo
Dolor...mucho dolor



Capturando


3er día - Blåtinden 1208 msnm y mitad de Veirahaldet 1071 msnm -  6,31 kms y 697 metros de desnivel

Segundo día de actividad bajo sol radiante, el único que se pudo añadir Sigbjørn. Ese día nos dejamos en sus manos.

Vistas del Saudehornet mientras nos vamos


Fuimos a Ørsta Skisenter y con el forfait de rando subimos hasta el top de la estación donde calzamos las pieles. De allí progresamos dirección al Veirahaldet hasta una cornisa donde se celebra el X2 Festivalen, competición de freeride donde Sigbjorn es parte de la organización. Por allí bajamos 200 metros en nieve primavera fantástica hasta volver a poner pieles y comenzar la subida al Blåtinden. Aquí se iba a repetir la historia: casi recto para arriba por una pendiente de unos 37 grados y aquí ya si que tuve que poner cuchillas pues con la segunda transición me he quedado con poco grip en las pieles.

Vistas hacia Orsta, Orstafiorden, Saudehornet y su pala S que bajamos ayer

Blatinden

Veirahaldet

Remontando hacia el Veirahaldet

Asomando a la cara de competición del X2 Festivalen

Panorámica

Minidrop


Remontando hacia el Blatinden. A lo noruego

Llegando a cima, cornisas enormes

no words

Cornisas enormes



Llegando a cima


Al fondo el Veirahaldet


Una vez arriba vistas espectaculares del Jostedalsbreen a lo lejos, el Saudehornet que subimos el día anterior, etc.

La bajada vuelve a ser de libro: condiciones top de nieve primavera que nos dejan abrir gas 500 metros de desnivel con una pendiente mantenida de 37 grados. Una gozada.



Bajada por nieve 'on point' Dos de dos.

Lorelei abriendo gas

Final de la bajada. Muy divertida.

Ya abajo nos reunimos en la zona de pisters donde están haciendo una barbacoa y nos invitan a comer algo. Como 'donde fueres haz lo que vieres' nos sentamos en una especie de gradas resguardadas del viento y allí pasamos el rato comentando la jugada. Se lo montan bien estos noruegos!

La tarde fuimos a tomar un helado con Sigbjørn y Kathrine a Saebo, pueblo pesquero precioso. De película.

Helado en Saebo


4o día - Patchellhytta Cabin - 8,97 kms y 813 metros de desnivel - altura máxima 1079 msnm

De nuevo sin excesiva prisa y con día radiante desayunamos mirando al fiordo. Cuando acabamos nos dirigimos a Saebo para tomar el ferry dirección Leknes. Mi primer ferry de 15 minutos. Allí nos dirigimos a Urke donde compramos agua y algo de comida en una tienda de ultramarinos y subimos  en coche la pista de Urkedalsvegen hasta que comienza la nieve. Nos calzamos y comenzamos a progresar por el valle de Urkedal, un recorrido largo que se atraganta un poco y más cuando Lore descubre que se le ha pinchado la cerveza que llevaba en la mochila para tomarse en el refugio. Finalmente llegamos a una loma a unos 200 metros sobre el refugio con unas vistas a la cara O y NO del Slogen preciosas. Todavía hay gente subiendo y son las 18 horas.

Primer ferry del viaje. Al fondo Slogen.

Vistas hacia Saebo

Añadir leyenda

Llegando a Leknes

Comienza la nieve

Remontando primero por el bosque

Saliendo del bosque

Siguiendo el valle en dirección el Patchellhytta.

Todo parece más cerca de lo que está.


Descanso para comer



Slogen

Smorkrestindane


Smorskredtindane

Cambios de nieve continuos dependiendo de la orientación


Panorámica en el punto más alto del día. Solo queda la bajada


Parada de rehidratación

Rehidratándome


El imponente Slogen. Su cara NO en primer término. 


Bajamos hasta el refugio, nos registramos en una libreta (no hay guarda) y nos acomodamos en la habitación que habíamos reservado por internet el día antes. Más que un refugio parece un 'lodge' y pasamos la tarde a gusto preparando la cena, jugando a cartas y viendo la luna llena salir por el Smørskredtindane.

Llegando al refugio


Patchellhytta


Interior del 'cabin'

Comedor con chimenea encendida

Luna llena asomando

warming tea break


A las 10 nos ponemos a dormir.....

5º día - Slogen 1549 msnm y Maudekollen 1022 msnm - 11,90 kms y 1054 metros de desnivel

....y a las 7.30 nos despertamos sin más sueño y nuevamente con otro día radiante. Y somos los primeros de todo el refugio en despertarnos. Desayunamos, nos preparamos y a las 9 a.m. nos ponemos en marcha. Los primeros! a las 9!!

G-morning con el Slogen de fondo


Remontando

Remontamos por una traza a lo noruego hasta que las pieles no dan más de si y montamos cuchillas. Así progresamos hasta un collado situado unos 100 metros de desnivel por debajo de la cima donde dejamos los esquís y con crampones y piolet progresamos los últimos metros hasta llegar a una pequeña repisa donde las vistas de 360 grados son de vértigo. Impresionantes!! 

Últimos metros de vértigo


Vistas impresionantes. 1549 metros de caída casi libre.

Vértigo

Top of Slogen


Bajamos a recuperar los esquís y desde allí bajamos por la Oeste buscando nieve primavera transformada. Seguimos trazando una diagonal por la Norte hasta llegar a la base del Maudekollen. Arriba de este las mismas vistas que desde el Slogen pero con más espacio para relajarse y unos cientos de metros más bajos.

Bajando a recuperar esquís

Bajando

Vistas desde la antecima hacia el refugio

Nieve encostrada

Rodeando la cara Norte con nieve azúcar esquiable


Buenos giros.

Segunda cima del día. Mauldekollen. Algo más de 1000 metros más abajo, el mar.

Posando con la jefa


Bajamos por su vertiente NO por una pala de nieve polvo reciclada de unos 38 grados que van ganando inclinación y perdiendo calidad de nieve a medida que bajamos. Últimos metros por costra peligrosa hasta bajar por el bosque a recuperar el coche.

Un gran día que brindamos cerca de Øye remojando los pies en el fiordo. Comienza la integración noruega.


Volviendo a Urke

Merecida cerveza

Relaxing cup....


Nice landscapes

Recuperando pies


amazing place...

Mirando hacia Oye. Muchos objetivos en la lista

De regreso a Saebo



6º día - Skårasalen 1522 msnm - 7,13 kms y 1024 metros de desnivel

Otro día radiante. Desde Kvistad subimos hasta Kvistadsaetra donde comenzamos con esquís en los pies. Aquí se comienza a notar que es Pascua, los noruegos tienen fiesta, y a todos les gusta subir montañas.

Hay decenas de personas subiendo y nosotros, no se si animados por atrapar a gente o porque las piernas pedían más, pusimos un ritmo alto. Fue el día que subieron más las pulsaciones.

Llegados a un collado comenzó la subida a lo noruego: recto 'parriba'.

Metros más arriba vemos la cima y quizás medio centenar de personas sentados mirando las vistas...a lo noruego. Muy cracks.

Llegando a cima


Summit!! alone??

Posando felices


Mirando hacia Hjorungsfiord


Cuando bajamos miramos una entrada de un couloir que gira a derecha y al estar a punto de entrar un chico noruego aparece como un ángel de la guarda y se pone a mirar si está bien la entrada. Entra primero, ve que no hay continuidad y da la vuelta maría más extrema que he visto nunca. Nos dice que le sigamos a otra entrada al mismo couloir y eso hacemos. El resultado es una bajada de unos 40 grados continua por nieve primavera hasta bien bien Kvistadsaetra. Se lo agradecemos y resulta que es un viejo conocido de Lore. Una de esas coincidencias que molan.

Inicio de la bajada
Buen pendiente

El ángel de la guarda


Por la tarde aprovechamos los kayaks de Sigbjørn para hacer una pequeña excursión y una barbacoa en el fiordo. La adaptación noruega comienza a ser total.

En el kayak que se mueve como un flan


7º día - Blåbretinden 1445 msnm - 11,53 kms y 1125 metros de desnivel

El día comienza con neblina aunque con las horas se volvería radiante. Tomamos dirección el pueblo de Store-Standal hasta que una vez allí tomamos el ferry dirección Trandal. 15 minutos de ferry.

A Trandal solamente se puede llegar en ferry. Una vez allí remontamos por la Trandalhattvegen hasta que llegamos a la línea de nieve y desde allí porteamos unos metros para calzarnos unos metros más arriba y foquear.

Siempre con el fiordo de fondo

Circo glaciar a la derecha

Dejamos el rio Trandal y remontamos a la izquierda

Ganando metros

Dejando atrás la nieve excesivamente húmeda

Brutal

Llegando al Trandalvattnet


Hace mucho calor y los metros hasta el lago los hacemos por nieve excesivamente transformada. Agradecemos la labor hecha por un grupo grande de trece personas que iban delante nuestro.



Magic landscapes

Llegando al Trandalvattnet

Los últimos metros pasamos por debajo del Blåbretinden en una diagonal algo expuesta y optamos por subir a la cima que queda a su izquierda que se puede progresar con esquís en los pies a excepción de los últimos metros (mis pieles ya no funcionan como deberían). La altura es casi la misma y las vistas son iguales así que ya nos va bien. Una vez arriba, un espectáculo: desde el fiordo hasta Ålesund. Vistas en 360 sin igual.

Cima a la izquierda del Blabretinden

Vistas hacia el Hjorungsfiord

Vistas hacia Sykkylven

Sin confiar en las cornisas

Blabretinden en primer término y alpes de Sunnmore

Vistas hacia Alesund

Brutal

Nuevamente el Blabretinden

Y el Hjorungsfiord


Selfie at the summit


Los primeros 250 metros buscamos una orientación SE que esquiamos a gusto. Luego trazamos una diagonal para evitar el lago y los últimos metros vemos como unas purgas bastante grandes han barrido las trazas de subida. Nos obliga a ser muy conservadores en la bajada.

A por la nieve primavera. Primeros metros de cine

Nice capture
Diagonal para evitar el lago

Pequeño couloir llegando a la nieve húmeda

Una vez abajo nos vamos a buscar el ferry con prisa ya que solo hay tres al día y si perdemos este nos tocará esperar unas cuantas horas. Llegamos con tiempo a esperarlo y nuevamente a sorprenderme con el ambiente marino que hay a minutos de estar viviendo en un ambiente alpino. Es algo muy guapo de experimentar.

De vuelta al coche


Y de vuelta a Saebo. Dia top!!


Por la tarde nos bañamos en el fiordo. Adaptación plena.

8º día - Collado del Tuva 1108 msnm - 8,64 kms y 629 metros de desnivel

Otro día más de anticiclón aunque se comienzan a ver signos de cambio. La noche pasada no hubo ni rehielo y nos cuesta encontrar donde ir.

Finalmente decidimos volver a Kvistadsaetra y seguir hasta el final del valle, dejando a la derecha el Langhornet y avanzando hacia el Dukhornet que se ve a lo lejos.

Sin rehielo la noche anterior, escuchando caídas de piedras y cornisas, las condiciones se presentaban complicadas.



La nieve está velcro y no queremos más sustos así que subimos al collado del Tuva y después de escuchar caídas de cornisas y piedras en el circo del Langhornet decidimos poner punto y final a la última actividad de la semana con una bajada por velcro.


Hasta el collado y satisfechos

bajada por velcro

Abriendo gas en velcro (lol)


Nos desviamos hacia el bosque que va directo al Kvistadsaetra y vemos como el río ha crecido en tamaño. Nos cuesta cruzarlo pero lo conseguimos y llegamos al coche satisfechos y felices de todos los días que han salido.

Primer río

Segundo río...costó encontrar un paso


Por la tarde fuimos a visitar la isla de Runde bajo un viento infernal.

viento que tumba...o aguanta!

Pueblo pesquero de Goksoyr

Faro de Runde y cabañas de pescadores


Circunvalación de Runde


9º día - Turismo por Ålesund

El día se levanta lloviendo. Hemos tenido una semana con muuucha suerte y somos conscientes así que el último día lo dedicamos a hacer turismo y comenzar a recuperar piernas.

Vistas desde el 'Tibidabo' de Alesund

Bonita ciudad con canales

...pero no deja de ser una ciudad.


10º día - Regreso a Oslo y vuelo a Barcelona

Estamos contentos de los días pasados y algo melancólicos que ya se acaba. De todos modos  estamos felices de como se nos han abierto los ojos en una zona menos conocida que otras de Noruega y con mucho potencial. Y relativamente cerca de casa. Volveremos!

De camino a Oslo

Parada en Lillehammer

Encendiendo el pebetero!

Esto se acaba....

...De momento! ganas de volver a por más en un país muy agradable de visitar y 'cerca' de casa. Tussen Takk Norge!